Propiedades del melón

Propiedades del melón

El melón es el fruto de la melonera, planta que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas,  que producen frutos generalmente de gran tamaño y protegidos por una corteza dura. Su origen es de Asia Central y de África, crece en climas cálidos y no muy húmedos, y necesita mucha luz.

Es durante los meses de verano, cuando se cosechan los melones cultivados al aire libre, cuidando que el fruto esté completamente maduro y haya desarrollado el sabor y aroma dulce tan particular.

Este fruto nos aporta muchas vitaminas, hidrata el cuerpo y tiene un sabor dulce muy refrescante que lo hace ideal para los días de calor. Además, está compuesto en un 90% por agua y aporta muy pocas calorías. Esto tiene sus beneficios, ya que se puede usar el melón como una fruta saciante, muy acertada como postre, ya que de forma general deja un sabor dulce y una sensación agradable de saciedad.

Con respecto a sus macronutrientes, no contiene apenas grasas (0,1%) ni proteínas (1%). La proporción de azúcares es mayor, pero aún así no superarán el 6% de la composición del producto por norma general.

Los distintos tipos de melones tienen propiedades muy parecidas, una de las pocas diferencias relevantes es que los melones naranjas aportan más betacarotenos que los ver-
des.

Dentro de sus propiedades, se puede destacar:

  • Aporta gran cantidad de vitamina C, proporcionando casi la mitad de la dosis diaria recomendada.
  • Aporta vitamina A, lo que nos ayuda a evitar la sequedad en las mucosas y en la piel.
  • Aporta vitamina E, un poderoso antioxidante que previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  • Aporta fibra, por lo que ayuda a regular el tránsito intestinal.
  • Aporta potasio, fósforo, magnesio y hierro, por lo que ayuda a mejorar el funcionamiento de huesos y músculos y actúa como un producto natural remineralizante.
  • Previene la gota y la artritis.
  • Ayuda a reducir el nivel de colesterol.
  • Es muy diurético y actúa como un laxante suave, por lo que elimina toxinas y ayuda a neutralizar la acidez.

Así que ¡ya sabes!. Este verano…¡refréscate con una rodajita de melón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *