La dieta durante el embarazo

Seguir una dieta equilibrada, variada y correcta durante el embarazo, influirá positivamente en el desarrollo del feto que se está formando y también en estado físico de la futura madre. A continuación os ofrecemos unas recomendaciones que os ayudarán a elegir correctamente los alimentos que debeis incluir y los que debeis evitar en vuestra dieta:

  • Elegir alimentos frescos. Las frutas y verduras deben incorporarse a diario.
  • Evitar el consumo de:
  • Enlatados, precocinados, congelados o listos para consumir.
  • Café, té, chocolate, cacao, y colas
  • Alimentos fritos, saltados, rehogados y rebozados a diario (solo consumirlos muy ocasionalmente)
  • Quesos sin pasteurizar, que pueden contener una bacteria llamada Listeria (mejor elegir quesos curados, de consistencia dura y pasteurizados)
  • Huevos crudos o poco hechos, para evitar el riesgo de Salmonelosis
  • Carnes poco hechas, muy grasas, los embutidos y chacinados.
  • Pescados o mariscos ahumados, marinados o crudos
  • Alimentos en salsas, salazones, ahumados y excesivamente picantes
  • Repostería y bollería o amasados de pastelería ya que aportan grasas saturadas y un exceso calórico
  • Cualquier bebida alcohólica, ya que el alcohol es una de las causas de anomalías fetales.
  • En lo posible, bebidas gaseosas y azucaradas ya que su aporte calórico es alto y su valor nutritivo es nulo.
  • Evitar no comer en muchas horas. Es preferible hacer más comidas en menos cantidades.
  • Es importante incluir ácidos grasos esenciales omega-3 (presentes en aceite de soja, nueces, pescados y almendras) y omega-6 (presentes en aceites vegetales). Estos ácidos grasos son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema utero-placentario, el desarrollo del sistema nervioso y la retina del feto durante el embarazo y del niño durante la lactancia.
  • Beber agua. La razón principal es mantener el organismo hidratado ya que la deshidratación en la embarazada puede traer serias consecuencias.
  • No excederse en la ingesta de mariscos ya que podrían ocasionar alguna reacción alérgica.
  • El aporte de fibra es fundamental para evitar problemas de estreñimiento.
  • Con respecto a las necesidades diarias de vitaminas y minerales, quedan cubiertas siempre y cuando se lleve a cabo una alimentación variada, equilibrada y adecuada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *