Coaching nutricional

No tener claro el objetivo, perder la motivación a lo largo de las semanas o no reconocer los obstáculos que van o pueden aparecer durante todo el periodo de cambio, hacen que el paciente pueda abandonar el tratamiento. El coaching nutricional nos ofrece las herramientas para que esto no suceda y además teniendo en cuenta pautas de alimentación, la actividad física, horarios, gustos, etc.

Consigue que el paciente tenga claro lo que quiere y lo que necesita para lograrlo, ofreciéndole soluciones, motivación y recursos para alcanzarlo.