Propiedades de las fresas

¿Has probado este año ya las fresas? Si no es así, ¿a qué esperas? Las fresas son unas frutas que se pueden conseguir principalmente durante los meses de primavera y verano, y destacan por sus propiedades y beneficios. En este artículo te comentamos las propiedades más importantes de las fresas.

Las fresas y los fresones crecen en el fresal, planta que pertenece a la familia de las Rosáceas y al género Fragaria. Esta familia incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles distribuidos por las regiones templadas de todo el mundo. Las principales frutas europeas, además del rosal, pertenecen a esta gran familia. Las fresas y los fresones son unas de las frutas más apreciadas. Se conocen en el mundo más de 1.000 variedades de fresón, fruto de la gran capacidad de hibridación que tiene esta especie.

Como la mayoría de las frutas, las fresas tienen un bajo contenido calórico. De hecho, una taza de fresas aporta alrededor de 45 kcal. Además, tienen propiedades refrescantes por su alto contenido en agua y poseen un alto valor nutritivo. Así, las fresas son fuente de vitaminas, destacando especialmente por su elevado contenido en vitaminas del grupo B, entre las que encontramos vitamina B1, B2, B3, B6 y B9, además de una cantidad bastante elevada de vitamina C y E. En cuanto a sus minerales, destaca el aporte de hierro y potasio y su baja cantidad en sodio.

Aportan fibra, siendo buena para proteger el intestino, regular las digestiones y evitar el estreñimiento y son ricas en antioxidantes naturales. En concreto, en su composición encontramos fenoles, un compuesto químico con capacidad antioxidante, ideal -y fundamental- a la hora de evitar la acción tan negativa de los radicales libres. Esto significa que un consumo regular de fresas ayuda de forma muy positiva a la hora de reducir el envejecimiento prematuro de las células, y evitar determinadas enfermedades asociadas. Dentro de los tipos de fenoles que podemos encontrar en las fresas debemos mencionar la presencia de la antocianina, un tipo de fenol responsable de su color tan característico.

Es importante decir que también poseen ácido salicílico, por lo que es ideal para personas que tienen un exceso del ácido úrico, dado que las fresas actúan como desintoxicante, resultando conveniente en casos de gota, trastornos reumáticos, etc.

Existen muchas maneras de introducirlas en nuestra alimentación. Esta semana te propondremos una receta diferente para que pruebes.