Propiedades de la coliflor

propiedades de la coliflor

Te contamos las propiedades de la coliflor, un auténtico tesoro que nos regala la naturaleza con sorprendentes beneficios para nuestra salud.

La coliflor pertenece a la familia de las cruciferas como son el brocoli, la berza la col lombarda o las coles de bruselas. Es una inflorescencia proveniente de Asia. Las variedades de coliflor más conocidas son la blanca, la verde y la morada. El mejor momento para consumirla se da entre los meses de septiembre a enero.

Destaca por su contenido en agua, vitamina C, vitaminas del grupo B (necesarias para mantener en buenas condiciones el sistema nerviosos) y provitamina A. También destaca por su contenido en minerales como potasio y el fósforo, y en menor medida en hierro y en calcio y flavonoides en cantidades significativas. Su alto contenido en folatos, la hace imprescindible en la dieta de las mujeres embarazadas.

Es rica en fibra soluble, este tipo de fibra nos ayuda a controlar y disminuir los niveles de colesterol en sangre, es muy útil para el tratamiento y prevención del estreñimiento y además sirve de alimento para la flora intestinal. También resulta interesante para aumentar la sensación de saciedad y por tanto controlar el apetito, por lo que es especialmente adecuada en dietas de adelgazamiento.

El consumo de coliflor beneficia a los riñones debido a su efecto ligeramente diurético y depurativo de toxinas.

Su aroma y sabor tan fuerte, (típico de esta familia de crucíferas) se debe a unos compuestos azufrados, denominados glucosinolatos. Al ser cocinada, estos compuestos azufrados se mezclan con determinadas enzimas presentes entre las fibras de la coliflor y se convierten en compuestos con propiedades anticancerigenas. Numerosos estudios vinculan el consumo regular de coliflor con una reducción del riesgo de desarrollar cáncer, sobre todo de colón, mama, vejiga, próstata y ovario. Estos compuestos azufrados también controlan el exceso de radicales libres, y nos ayudan a luchar contra las infecciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la cocción desactiva parte de estas moleculas beneficiosas. Esto se puede evitar eligiendo otros metodos de cocción, como el salteado y sobre todo, al vapor.

Estudios recientes parecen indicar que el consumo regular de coliflor y cruciferas podrían ayudar en la lucha contra la pérdida de facultades mentales asociadas a enfermedades degenerativas.

A la hora de comprarla, descartar las que estén blandas o tengan manchas. Y en caso de congelarla, mejor escaldarla antes.

Se puede consumir tanto cruda como cocinada. Lo más habitual es cocerla en agua pero como hemos comentado más arriba es mejor opcíon hacerla al vapor, pero podemos preparar deliciosos y originales platos como este cus cus de coliflor: http://sbeltary.com/cus-cus-de-coliflor/

Truco: Y para hacerla más digestiva, añade unas flores de manzanilla o unas semillas de comino o anís al agua de cocción.