La fresa. propiedades nutricionales.

fresa

la fresa florece desde finales del invierno hasta principios del verano, por lo que los frutos maduran durante toda la primavera y bien entrado el verano; desde el mes de marzo hasta julio.

el fresal es una planta de la que se utiliza tanto el fruto como las raíces y las hojas.

las  hojas y las raíces de la fresa son ricas en taninos, sustancias que le confieren propiedades astringentes, hemostáticas y anti-diarreicas; por eso pueden ser útiles en situaciones de diarreas y enterocolitis. También se encuentran en las hojas diversas sales potásicas con propiedades diuréticas, ideales en hiperuricemia , gota, litiasis urinarias y reumatismo.

la fresa es rica en pectinas y glucósidos, compuestos ideales para reducir el colesterol  en sangre. Contiene derivados antociánicos útiles en el tratamiento de varices , hemorroides y fragilidad capilar.

la fresa tiene cantidad de componentes anti-inflamatorios  ( ácido salicílico , ascórbico , clorogénico, linoleíco ) y flavonoides ( catequizas  y quercetinas ) que en forma de uso externo podemos utilizar en amigdalitis, faringitis y gingivitis y vaginitis .

y si hacemos infusión de las raíces , nos ayudará a disminuir la inflamación de personas con artritis.

La fresa contiene diversos ácidos orgánicos, entre los que destacan: el ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia la acción de la vitamina C), ácido málico, oxálico, y también contienen pequeñas cantidades de ácido salicílico. Por ello, deben evitarlas aquellas personas que presenten intolerancia a la aspirina (ácido acetil salicílico).

El color de la fresa es debido a unos pigmentos vegetales (flavonoides) conocidos como antocianinas. Éstas actúan como potentes antioxidantes. En este sentido, si tenemos en cuenta que el proceso oxidativo trae como consecuencia el depósito de colesterol en las arterias, y es responsable del envejecimiento y de ciertas mutaciones cancerígenas, se puede decir que las fresas ejercen un importante efecto protector sobre la salud. De hecho, las fresas constituyen una de las frutas con mayor capacidad antioxidante, la cual no sólo se debe a su contenido en antocianinas, sino también a la presencia en su composición de cantidades importante de polifenoles (ácido elágico) y de vitamina C.

composición nutricional:

Porción comestible 95 gramos por cada 100 gramos de producto fresco.

La fresa y los fresones son frutas muy poco energéticas, cuyo principal componente —después del agua— lo constituyen los hidratos de carbono (con una cantidad moderada, alrededor del 7% de su peso), fundamentalmente: fructosa, glucosa y xilitol. También son una buena fuente de fibra. Son muy ricas en vitamina C, con un porcentaje incluso superior al que posee la naranja.

Entre los minerales, los más elevados son el hierro y el yodo, seguidos del calcio, fósforo, magnesio y potasio. Además, su bajo aporte en sodio y su alto contenido en potasio hace que estén indicadas en personas con hipertensión arterial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *