Gazpacho de cerezas

GazpachoCerezas

El gazpacho de cerezas es un plato fresquito, rico y muy saludable. Perfecto para esta época del año, ahí os dejamos con la receta.

 

Ingredientes (4 personas)

 

-500 g. de tomates rojos bien maduros

-1/2 pimiento rojo grande

-1 diente de ajo pequeño sin el germen

-50 g. de cebolleta o cebolla

-250 g de cerezas

-2 cucharadas de vinagre de Jerez (unos 20 ml. aprox.)

-1 cucharadita de sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

-100 ml. de agua (aprox.)

 

 

Preparación:

 

-Lavamos y deshuesamos las cerezas. Reservamos.

-Lavamos los tomates y el pimiento que vamos a emplear.

-Cortamos en cuartos los tomates y los añadimos a un bol grande.

Para este gazpacho hemos utilizado un vinagre de Jerez para darle un contraste ácido con el toque dulce de las cerezas.

-Cortamos la cebolla pelada y el pimiento rojo (este le va a dar sabor y más color a nuestro gazpacho) en cuartos más o menos pequeños. Reservamos

-Pelamos el ajo y como lo vamos a usar en crudo le quitamos el centro para que no repita. Lo añadimos al bol con el tomate y las demás hortalizas.

-Echamos primero el tomate, trituramos con la batidora o con un vaso batidor hasta que nos quede una salsa líquida.

Después añadimos las cerezas y mezclamos, por último el pimiento, ajo y cebolla.

-Salpimentamos y trituramos todos los ingredientes.

Cuando todo esté bien triturado, añadimos el aceite de oliva virgen extra y el vinagre poco a poco, en un hilito, mientras volvemos a batir. De este modo el preparado de gazpacho se emulsiona y no se separan las partes sólidas de las líquidas.

-Pasamos esta sopa fría por un colador o un chino para retirar posibles trozos de piel y pequeñas pepitas que hayan quedado hasta que nos quede lo más fino posible. (Al gusto)

-Probamos si está bien de sal y si no rectificamos con un poco más.

-Cuando todo está bien batido, opcionalmente vertemos un poquito de agua al gusto. Hasta dejarlo con la consistencia y espesor deseado.

– Meter el bol en la nevera y dejar que se enfríe. En un par de horas estará bien fresquito y perfecto para probar.

-A la hora de la presentación, lo mejor es ponerlo en un plato hondo o cuenco con un hilo o unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

-Podemos adornarlo o acompañarlo con unos trocitos de cerezas, un poquito de jamón o con queso mozzarella con albahaca.

 

Y a disfrutar!!! Que aproveche!