Dieta para prevenir el reflujo gastroesofágico

El ardor o quemazón que asciende desde el estómago hacia la garganta,  es el principal síntoma del reflujo gastroesofágico. Aunque en general es una enfermedad benigna, su carácter crónico hace que la calidad de vida de las personas que la padecen sea mala. En muchos casos siguiendo unas pautas dietéticas adecuadas podemos prevenir las molestias. Es recomendable  tener en cuenta la tolerancia individual a los alimentos  para conseguir una dieta lo mas variada posible.

 

ALIMENTOS RECOMENDADOS:

Lácteos: Los menos grasos, Leche desnatada o semidesnatada, yogur desnatado, queso fresco, etc.

Vegetales: Todos menos el tomate y el pimiento. Para neutralizar la acidez, son vegetales especialmente recomendables la zanahoria y la patata.

Frutas: Maduras, no ácidas, asadas o en compota.

Cereales: Todos. El arroz ayuda a desinflamar la mucosa digestiva.

Legumbres: Todas, cocinadas con vegetales.

Carnes: Bajas en grasa ( pollo sin piel, pavo, conejo…)

Pescados: Todos.

Huevos: Cocinados sin aceite o con muy poco.

Aceites: Aceite de oliva, en pequeñas cantidades.

Bebidas: Agua, infusiones (regaliz, manzanilla, tila, melisa, espino albar), caldos desgrasados. Mejor fuera de las comidas

 

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS

Lácteos: Lácteos enteros, quesos fuertes o muy grasos, postres con nata, eche condensada, etc.

Vegetales: El tomate y el pimiento

Frutas: Naranja, piña, limón, kiwi y mandarina. Fruta poco madura, muy ácida, en almíbar o desecada.

Cereales: El pan poco hecho y recién horneado (tipo baguette).

Carnes y pescados: Cordero, embutidos, aves con piel, pescado en escabeche y en salazón.

Grasas o aceites: Todos.

Azúcares y dulces: Chocolate,la miel, los postres muy dulces, productos de pastelería y bollería.

Bebidas: Alcohol, infusión de menta, café, descafeinado, té fuertes, refrescos con gas, refrescos azucarados o muy ácidos.

Otros:Alimentos precocinados por estar muy condimentados.

 

CÓMO COCINAR:

Las técnicas de cocina mas recomendables son la plancha, el horno, hervido, al vapor, al papillote, etc. Es decir, técnicas que nos faciliten cocinar sin o con muy poco aceite. Es recomendable elegir alimentos que no necesiten demasiada cocción y las técnicas que usemos sean suaves.

Están desaconsejados los guisos, estofados, las frituras, los empanados, rebozados y salsas. Las comidas deben de ser suaves y es recomendable no mezclar demasiados alimentos en una misma ingesta.

A la hora de condimentar, preferir el vinagre de manzana al de vino o limón, aunque dependerá de la tolerancia individual. Evitar el ajo y la cebolla, evitar también las especias muy fuertes y picantes como la nuez moscada, la pimienta, la cayena y el pimentón. Utilizar hierbas aromáticas como el eneldo, el tomillo, el laurel y el eneldo.

 

EJEMPLO DE MENÚ PARA UN DÍA

DESAYUNO

Rodaja de melón o unos arándanos o frambuesas.

Leche o yogur desnatado.

tostadas con  cucharadita de aceite de oliva.

MEDIA MAÑANA

Una rebanada de pan con una loncha de fiambre de pavo y una pera.

COMIDA

pasta con champiñones y gambas

Queso fresco con nueces.

Pan.

MEDIA TARDE

un yogur desnatado.

infusión de regaliz

CENA

pechuga de pollo  con una guarnición de calabacín a la plancha.

Una manzana asada

Pan.

RECENA

Tila

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *