Consejos para introducir las legumbres en la dieta de los niños

Las legumbres son un grupo de alimentos beneficioso para la salud. Son fuente de fibra, hidratos de carbono complejos, potasio, hierro, fósforo y calcio. Además, tienen alto valor proteico, siendo el alimento de origen vegetal con mayor aporte de proteínas. La calidad de estas proteínas mejora cuando las legumbres se acompañan de cereales. Aportan saciedad y tienen un bajo índice glucémico. Todo ello, hace que sea importante la introducción de las legumbres en la dieta de los niños.

Sin embargo, a pesar de poseer todas estas propiedades beneficiosas, las incluimos pocas veces en nuestra dieta diaria y en la de nuestro hij@s. En niños y adolescentes se recomienda incluir este tipo de alimento 2-3 veces por semana. A veces, puede costar incorporarlas en la alimentación de los más pequeños. Por eso, aquí os dejamos algunos consejos.

  • Involucrar a los niños en la compra y en el cocinado de las legumbres 
  • Ofrecer legumbres con frecuencia y consumirlos en casa
  • Incluir legumbres en sus platos preferidos
  • Presentar legumbres de forma atractiva
  • Volver accesible su consumo

 

A continuación, y teniendo en cuenta estos consejos, mostramos varias ideas para introducir las legumbres en la dieta de nuestros peques.

  • Hamburguesas y pizzas de o con legumbres: Podemos añadir a la carne molida legumbres picadas o incluso hacer hamburguesas de legumbres (ej. hamburguesa de garbanzos, hamburguesa de lentejas y arroz). Para las pizza, se pueden añadir legumbres para la masa o encima.
  • Purés con legumbres
  • Bolitas, bocaditos o formas divertidas de legumbres: Empleando el mismo relleno que las hamburguesas podemos elaborar bocaditos o bolitas con legumbres en su interior o bien, preparar falafel, albóndigas de garbanzos o pastelitos de alubias rojas, entre otros.
  • Snacks crujientes y sabrosos: las legumbres se prestan por su pequeño tamaño para reemplazar algunos snacks comerciales si las preparamos al horno y las saborizamos de manera tal que queden crujientes y apetitosas. De esta manera podemos elaborar snacks de garbanzos especiados, de alubias o judías así como de habas que son las legumbres de mayor tamaño e ideales para este tipo de platos.

 

Cómo no, se pueden ofrecer los tradicionales potajes de legumbres, y en verano son apetecibles las ensaladas que incluyen este alimento dentro de sus ingredientes. Hay un montón de opciones para que los niños consuman las raciones recomendadas de legumbres a la semana. ¡Pruébalas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *