Conoce la Enfermedad Grasa Hepática

hígado graso

Existe un grupo de enfermedades que en general se denominan Enfermedad Grasa
Hepática .

Estas enfermedades están caracterizadas por la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas (hepatocitos). Esta acumulación puede llevar a inflamación hepática con la posibilidad de desarrollar fibrosis y finalmente terminar en el daño hepático crónico (o cirrosis) , aunque no siempre la causa es el alcohol.

Vamos a explicar concretamente este tipo, la “Enfermedad Grasa Hepática No Alcohólica” 
Entre estas enfermedades se incluyen la esteatosis hepática (conocida comúnmente como
HÍGADO GRASO) siendo esta la forma mas común de esteatosis, pero están también la esteatohepatitis no alcohólica y la cirrosis esteatohepatítica.
Estas enfermedades se asocian comúnmente con el síndrome metabólico: la Obesidad, hipertensión, la Diabetes Mellitus y las Dislipemias.
Causas:
En los casos de hígado graso no alcohólico= NAFLD non alcoholic fatty liver disease y Esteatohepatitis no alcohílica =NASH non alcoholic steatohepatitis , la acumulación de grasa en el hígado también es acompañada por un proceso inflamatorio.

La causa de ese aumento de grasa a nivel hepático se presenta con mayor frecuencia en personas de mediana edad con sobrepeso u obesidad, a menudo con altos niveles de colesterol y triglicéridos y muchos de ell@s con diabetes o primeros indicios de resistencia
a la insulina.
Pero existen otras posibles causas, algunas de ellas pueden ser: el consumo de algunos medicamentos, hepatitis, que sea una enfermedad hereditaria (afecta a los niveles de enzimas hepáticas que intervienen en el metabolismo del alcohol), que se haya
producido una pérdida de peso muy rápida incluso que exista una desnutrición…
Síntomas:
Generalmente es una enfermedad que no produce síntomas, al menos en su inicio, y mas aún si la enfermedad es aguda. Si la enfermedad persiste durante un periodo largo que pueden ser años, pueden aparecer síntomas como :
-Fatiga
-Pérdida de apetito
-Pérdida de peso
-Debilidad
-Nauseas
-Dolor en el centro o parte superior derecha del abdomen.
-Agrandamiento del hígado
-Difiultad para concentrarse.
Si la evolución de la enfermedad llega a desarrollar cirrosis el hígado perdería su capacidad de funcionar y aparecerían síntomas como:
-Retención de líquidos
-Pérdida de masa muscular
-Sangrado interno
-Color amarillento de la piel y
ojos ( ictericia )
-Insufiiencia hepática
Diagnóstico:
Hay varias formas en las que puede diagnosticarse un hígado graso. Podría diagnosticarse
a través de una analítica donde ciertas enzimas hepáticas como la ALT o AST aparecieran elevadas, podría ser tras una palpación en la que el médico note un hígado aumentado de tamaño o incluso con una ecografía abdominal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *