Alimentación infantil: Prohibido prohibir.

La obesidad infantil es un importante tema de salud pública en los países desarrollados. Ante esta situación, poco a poco, parece que nos vamos concienciado y muchos padres intentan que mejore la alimentación de sus hijos.

Pero puede ser, que en esta intención, en muchas ocasiones radique el problema. Los niños aprenden de nosotros, por lo que tenemos interiorizar urgentemente que nosotros somos el ejemplo y que si nosotros no somos coherentes entre lo que les decimos y lo que hacemos, difícilmente conseguiremos que ellos mantengan unos buenos hábitos alimenticios cuando nosotros no les estemos controlando.

Por qué se trata de no prohibir, porque no vamos a evitar que nuestro hijo desarrolle unos buenos hábitos si cuando le ofrecen una galleta o una chuche fuera de casa se la prohibimos. -No! eso no, que tiene mucho azúcar. En serio, aceptar ese dulce,no va a interferir en su educación alimenticia, pero evitar tener este tipo de alimentos en nuestra despensa sí, porque estos alimentos no serán algo cotidiano, y eso sí que va a influir en sus hábitos.

No se trata de controlar y prohibir los alimentos no saludables, sino de permitir y favorecer el consumo de los saludables, esos que no llevan etiquetas. Esto sí que va a dejar huella en la educación alimentaria de nuestros hijos.

Si queremos que desarrolle buenos hábitos, no se trata de decir…: – No te vas a comer el postre hasta que te comas el pescado, o hasta que no te acabes las lentejas, no te levantas de la mesa. La intención es buena, queremos que nuestros hijos estén bien alimentados. Pero a larga si ese pescado o las lentejas no le gustan, que queremos conseguir, a nosotros nos gusta todo? Normalmente todos evitamos comer los alimentos que no nos gustan. Quiero decir que con el tiempo, si nosotros no estamos para obligarles, no comerán estos alimentos. Por eso,lo importante, es esforzarse por hacer un menú variado y tener una amplia gama de productos frescos en nuestra nevera.

Si todos los alimentos que tenemos en casa son saludables, fijo que no tenemos que decir a nuestros hijos, esto sí, esto no. y veremos como son capaces de hacer elecciones saludables desde pequeños simplemente con un poco de nuestra ayuda.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *