Alimentación e hipertensión

La hipertensión arterial  constituye un importante problema de salud  debido a que es un factor que contribuye al desarrollo de otras enfermedades cardiovasculares. Para reducir la presión arterial y prevenir el desarrollo de otras enfermedades cardiovasculares, hay que hacer  cambios en el estilo de vida y los hábitos alimenticios, debemos mantener  estos hábitos para bajar la presión arterial y mantenerla estable.

Hábitos saludables:

  1. Incrementar la actividad física. Realizar ejercicio físico moderado, de 30 a 45 minutos, 3 veces por semana.
  2. Mantener un IMC dentro del normopeso. Reducir el peso corporal si se tiene sobrepeso. Generalmente al disminuirlo mejoran las cifras de hipertensión
  3. Reducir el consumo de alcohol.
  4. Abandonar el hábito del tabaco.
  5. Aprender a relajarse y a llevar un ritmo de vida más saludable.

Recomendaciones dietéticas:

  1. Reducir el consumo de sodio. Reducir el consumo de sal a 4-6 gramos al día. Consumir menos productos preparados y en conserva, y no emplear demasiada sal en la preparación de los alimentos.
  2. Reducir el consumo de café.
  3. Seguir una dieta rica en frutas, verduras y legumbres.
  4. Consumir lácteos bajos en grasa.
  5. Beber 1,5 litro de agua como mínimo al día.
  6. Seguir una dieta adecuada a las necesidades individuales.
  7. Es recomendable evitar los preparados muy grasos como los guisos, estofados, frituras, empanados y rebozados y comer las carnes y pescados cocinados a la plancha, parrillas, asados, horno, papillote, al vapor o hervido.
  8. Evitar los platos precocinados
  9. Cuando consumamos  vegetales, legumbres o pescados congelados o en conserva es recomendable dejarlos a remojo.
  10. Cuando se coma fuera de casa es preferible elegir las ensaladas, carnes o pescados a la plancha o a la parrilla en lugar de fritos, guisos o recetas más elaboradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *